La belleza de estos hermosos equinos, no solo está en la raza, sino en la alimentación y en el cuidado. Si cuidas bien tu compañero de viaje, esté relucirá en cada cabalgata como una imponente bestia que todos querrán tener.

La alimentación

La alimentación es todo para el caballo, los especialistas recomiendan darle heno en vez de pasto cortado, porque así nos aseguramos de que el caballo consuma más materia seca y no el pasto verde, porque este pasto húmedo por lo general lo que hace es darle diarrea al caballo. Sin embargo, hacemos la aclaración de que el heno solo no es suficiente para aquellos caballos que realizan trabajos forzados, para las yeguas preñadas o para potros en crecimientos, ya que estos suelen necesitar como complemento dietético, concentrados según su necesidad, pero sin abusar de esto, pues la mayor porción de la comida del caballo debe ser el heno.

Instrucciones para darle heno a un caballo criollo

Debes asegurarte de que las pacas de heno estén verdes y que no tengan moho, como también debes cerciorarte de que no estén llenas de polvo, para que el animal no sufra de problemas respiratorios.
Recuerda siempre meter la mano dentro de la paca, hasta el centro, para tantear que el heno no esté caliente, pues si alimentas el animal con heno mohoso, puede darle cólicos.
También es importante darle el heno picado al caballo, para que el animal no desperdicie el alimento, sino que coma lo que necesita, de esta forma estamos cuidado nuestro bolsillo.

Cómo debe ser el agua de los caballos criollos

Al igual que en los seres humanos, la hidratación es una pieza fundamental en el cuidado de los caballos criollos, y no solo de los criollos sino de todos los caballos. Por tal razón el bebedero del caballo debe estar siempre limpio, y cumplir todos los requisitos de una alta higiene.
Aunque esto es un tema que sabe todo aquel que cuida caballos, pues todos los días le tiene que cambiar el agua debido a que el animal bota mucha agua cuando bebe, y es mejor evitar que el caballo tenga cólicos.

Revisar y limpiar los cascos

Es cierto que los animales salvajes no necesitan estos cuidados por el terreno de su hábitat natural, pero para caballos de competición, que tienen jinetes o llevan alguna carga, el buen estado de los cascos es una parte fundamental del cuidado que necesita un caballo, puesto que allí se acumula todo el peso del animal, más el peso del jinete, y si no se hace seguidamente ya sea una revisión y limpieza de cascos, o cambio de herraduras, el animal puede infectarse, y eso es muy doloroso para el animal. Rutinariamente esto debe hacerse por lo menos una vez al mes.

Cuidado del pelaje del caballo criollo

El pelaje debe cepillarse con un peine especial llamado rasqueta, para quitarle el cabello dañado y viejo, y comience a nacer el cabello nuevo, que le da ese brillo y esa presentación luminosa y fornida al caballo, por cual es recomendable hacerlo muy seguido, para que el animal siempre irradie un aspecto majestuoso y las personas vean que se está cuidado bien al caballo, recordemos que a simple vista, a demás de la figura del caballo, lo primero que miran las personas el el pelo del animal.

Cómo bañar adecuadamente al caballo

Al caballo hay que bañarlo todos los días, pues es un animal que suda muchísimo, y se debe hacer siempre después de cada entrenamiento o trabajo de carga, obviamente debemos dejarlo descansar al animal antes entre 10 minutos a 15 antes de bañarlo.
Bañar al animal ayuda a cuidarle los músculos, pues el caballo se relaja, y así no tiene malos olores, cosa que evidenciaría un mal cuidado, y habla mal del dueño del caballo.
El champú para el caballo, debe reservarse solo para días en que el animal va a ser presentado en algún evento especial, pues eso hace que el animal se vea imponente, hermoso y majestuoso, pero para estar en la hacienda, no es necesario bañarlo tan a menudo, pues por más bueno que sea el champú, el abuso éste, puede afectar el pelaje del caballo.

Cómo deben ser las caballerizas

La pesebrera del caballo es muy importante si queremos mantener al caballo en buena salud, pues esto evita accidentes que pueden poner en riesgo las patas del animal, que es muy delicado. Muchos son los caballos que se han quebrado una pata debido a una pesebrera húmeda, o en pésimas condiciones.
La pesebrera debe estar seca, y para mejorar el suelo, puedes echarle cisco de arroz que es el más recomendable, pero si no tienes cisco de arroz, puedes usar cartón picado, periódico, caucho, etc. Lo que importa es que el piso esté seco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí